Los pequeños aparatos del hogar nos hacen la vida más fácil y cómoda, ayudándonos incluso a dormir mejor. Entre todos los gadgets del hogar tenemos uno que viene en presentaciones muy decorativas para regular la humedad en el aire. Te hablaremos a continuación del humidificador qué es y qué deberías considerar antes de comprarte uno.

Estos aparatos, aunque ya existían desde hace muchos años atrás, están acaparando las tiendas nuevamente, pues se ha descubierto un sinfín de beneficios que pueden proporcionarte con su constante uso. Tras la pandemia, tener un humidificador puede ayudarte a mejorar tu salud, al tiempo que te favorece a la hora de descansar.

Lo que seguro sabes es que el aire seco puede hacer que la humedad se evapore de la piel ocasionando algunos incómodos síntomas respiratorios. Entonces la baja humedad seca las membranas mucosas, algunos síntomas son la garganta seca y los labios agrietados.

Muchos ya conocen los asombrosos beneficios de los humidificadores, pero si ahora lees esto es porque estás considerando adquirir uno para ti. Nunca es tarde, y menos ahora que vienen en presentaciones tan atractivas que todos quieren tener más de uno en casa.

Humidificador qué es

A menudo se confunden el humidificador con un difusor de aire, o incluso con el deshumidificador, dos aparatos con funciones completamente diferentes. Saber de qué se trata un humidificador te ayudará a evitar los constantes errores que con ellos se comenten cuando se les está dando uso.

Dicho esto, ¿qué se entiende cómo humidificador? Es un aparato tecnológico que sirve básicamente para incrementar los niveles de humedad de un espacio cerrado. Esto significa que puede usarse dentro de una habitación o cualquier otro lugar de tu hogar, así como en tu oficina.

Los humidificadores son aparatos seleccionados para ser usados en estaciones del año precisas, como por ejemplo el invierno y el verano, dos estaciones durante las que el aire circundante es bastante seco.

Pero ¿usarlo es netamente necesario? La respuesta claramente no será un rotundo sí, pues hay personas que se adaptan a los cambios de clima y sus sistemas respiratorios no parecen verse afectados; pero se sabe que el uso constante de los humidificadores puede favorecerte mucho durante el día y la noche.

Estos aparatos se fabrican en diseños muy peculiares que pueden encajar fácilmente con todo tipo de decoración, así que abrirle un espacio en casa no será un problema. Además, este es un tipo de aparato eficiente que puede ayudarte mucho, pero para eso también es necesario que pasemos a ampliar el conocimiento de todo lo que un humidificador hace.

También difusores y con control remoto
No son Wifi tienen temporizador y son ultrasónicos
Humidificadores y Difusores a control remoto

¿Cómo funciona un humidificador?

Imagina que tienes que hervir agua en una sartén en la cocina, o tienes que colgar toallas húmedas cerca de una ventilación de calefacción. Bueno es una forma sencilla de explicar su funcionamiento.

Entonces este dispositivo emite vapor de agua, y para hacerlo necesita un depósito de agua o cuenco. Esta está ubicada generalmente en la parte inferior del dispositivo. De dicha fuente se extraerá la humedad que finalmente se dispersará en tu hogar.

Normalmente incluyen algún tipo de ventilador o chorro de vapor, para ayudar a dispersar la humedad de forma más rápida. Esto es importante porque asegura que tu hogar se mantenga en los niveles de humedad adecuados. Los más modernos incluye una luz ultravioleta que brilla sobre el agua a medida que pasa a través del humidificador para matar cualquier bacteria.

Humidificador: qué hace o para qué se usa

Es necesario conocer lo que puedes hacer con un humidificador en casa, para saber si realmente vale la pena invertir.

Comencemos por conocer lo que significa vivir en un ambiente agradable. En la mayoría de los países, el año se divide en estaciones, las cuales cambian cada tanto tiempo alternando de calor a frío, hasta alcanzar temperaturas extremas. Y más allá de que te agrade alguna de las estaciones existentes, es necesario saber que, ambientalmente hablando, se debe contar con un nivel de humedad en el aire óptimo.

Mayo Clinic recomienda que la humedad se mantenga entre el 30 y el 50 por ciento. Un higrómetro puede determinar cuánta humedad hay en su hogar

healthline.com

Por lo tanto, la humedad relativa perfecta para ti y para cualquier otra persona, debería estar entre el 50% y el 60%, considerándose aceptable también, niveles de humedad relativa que estén entre el rango de 40% y 70%. Por debajo de lo especificado se considera que el ambiente está muy seco y se debe proceder a instalar un humidificador que pueda corregir este problema.

Sobre todo, si hay pequeños en casa, un humidificador te ayudará a mantener un ambiente agradable para que los microorganismos responsables de las infecciones respiratorias no proliferen. Si lo combinas con un termostato inteligente que mantendrá la temperatura adecuada en tus ambientes mejor. Y le adicionar una luz inteligente con colores cálidos para dormir mejor tienes una mejor solución.

Además, al evitar el aire seco se evitará también las irritaciones de garganta y de la piel. Y si una persona enfermara de gripe, esta enfermedad sería más llevadera.

Errores a la hora de humidificar tu hogar

Ya sabemos ahora las razones por las que se usa un humidificador en casa. Pero eso sí, hay errores que muchos cometen al usar estos aparatos y se deben evitar a toda costa.

El primero es permitir que el aparato aumente demasiado los niveles de humedad, ya que en un ambiente con exceso de humedad los hongos y las bacterias solo consiguen proliferar. Para que esto no ocurra, debes llevar un control de los niveles de humedad de la casa, asegurándote que se encuentre dentro del estándar aceptable. Un higrómetro es un instrumento de medición que te ayudará a conocer los niveles de humedad.

Pantalla digital incluso se integran con App
Higrómetros digitales

El segundo error es no limpiar correctamente el humidificador y con la frecuencia exacta. Y es que humidificar con los filtros sucios puede liberar en el aire partículas de moho y hongos. No olvidemos que un humidificador convierte el agua en vapor respirable, no querrás que este vapor esté sucio.

Finalmente, es recomendable no usar el agua del grifo para tu humidificador, ya que existen ciertos tipos de aparatos, como por ejemplo los humidificadores sónicos que dividen y separan del agua las partículas minerales. Al final, estos residuos de minerales promoverán el crecimiento bacteriano en el humidificador y los respirarás conforme estos se vayan desprendiendo.

¿Un humidificador es igual a un difusor?

Como lo dijimos hace un momento, un humidificador suele ser confundido con otros aparatos que parecen tener características similares, uno por ejemplo es el difusor de aire. Pero para aclarar esta duda te explicamos lo que es un difusor.

Un difusor de aire es un aparato tecnológico que distribuye el aire circundante que existe en un espacio determinado con la intención de refrescar el lugar; lo hace lanzando al aire pequeñas partículas de aceites esenciales. Estos aceites por lo general son de uso terapéutico y se dice que sirven para mejorar ciertas condiciones de salud y también para dormir mejor.

Durante el proceso de eyección de estos aceites esenciales, el ambiente también termina obteniendo una fragancia agradable, lo que contribuye a mejorar el confort en el hogar. Sin embargo, muchos de estos aceites no son recomendables para niños, por lo que su uso debe ser de cuidado y bajo supervisión pediátrica.

El humidificador por otro lado no distribuye ninguna clase de aceite ni genera ningún tipo de olor; pero puede regular el nivel de humedad de cualquier espacio para que sea mucho más fácil de respirar y amable con el sistema respiratorio de quienes se encuentren en el lugar.

Ahora tienes humidificador y difusor por separado, pero también tiene humidificador y difusor. Asimismo, también existe en el mercado el difusor de aromas inteligente que se controlan por voz o desde una App.

¿Vaporizador y humidificador es lo mismo?

Ahora revisemos otro de los aparatos con los que suelen comparar con los humidificadores; nos referimos a los vaporizadores. Este aparato se encarga de lanzar al ambiente vapor de agua y al igual que el humidificador, se encarga de regular los niveles de humedad en el aire. La diferencia se centra en que mientras el humidificador lo hace en frío, el vaporizador lo hace a través del vapor caliente.

Lo bueno de usar un vaporizador es que puedes usar agua del grifo sin problemas, pues al momento de calentar el agua a 100 grados se logran eliminar todas las bacterias, para que sea bastante estéril.

La limpieza de estos aparatos se realiza una vez al mes y pueden encontrare más baratos que los humidificadores. Sin embargo, el vapor caliente que produce este aparato supone riesgos de quemaduras, por tanto, en ese punto el humidificador termina siendo la mejor alternativa.

Humidificador inteligente

Ahora que hemos hablado del humidificador qué es y para qué sirve, hablemos de los humidificadores inteligentes. Gracias a los avances tecnológicos y la conectividad, estos aparatos ofrecen mayor confort, seguridad, eficiencia y grado de personalización. Algunos modelos cuentan con temporizador y controles por voz que puedes sincronizar para que se activen o se desactiven en momentos determinados.

También existe el modelo ultrasónico, que hace vibrar el agua de forma constante hasta que se rompen sus moléculas, generando vapor de agua en frío sin hacer ruido. Dependiendo del modelo que elijas de humidificador podrías tener la oportunidad de sincronizarlo con una aplicación en tu teléfono inteligente para que puedas activarlo desde donde sea que te encuentres, siempre que tengas acceso a Internet.

Compatibles con Alexa y Google Home
No incluyen control remoto
Humidificadores Inteligentes Wifi

La programación de estos aparatos es muy sencilla. Solo tienes que descargar la aplicación y seguir los pasos para conectar el aparato a tu móvil o tableta. Luego debes colocar agua, de preferencia destilada, dentro del contenedor y configurar desde tu smartphone o tableta la hora en la que deseas que se active o se apague. Puedes editar esta configuración cuantas veces quieras, crear horarios personalizados para humidificar tu hogar o procurar hacerlo solo cuando sea estrictamente necesario.

Podrás notar en tu móvil cómo aparecen muchas otras opciones para configurar el dispositivo, y entre ellas verás que se te muestra también el medidor de agua para no quedarte pasando un mal rato estando fuera de casa y que no puedas activar el humidificador.

Qué humidificador comprar

A la hora de pensar en comprar un humidificador de aire es importante considerar diferentes aspectos que te llevarán a realizar una comprar segura y confiable. Aquí te mencionamos algunos criterios importantes que debes mirar en los productos para obtener la mejor rentabilidad.

Caudal de agua

Un humidificador se elige de acuerdo con el caudal de agua. Este caudal estará estrechamente relacionado con el tamaño de la habitación donde será usado. A mayor caudal, mayor será la expulsión de agua y por supuesto también será mucho mayor la rapidez de humidificación del aire dentro de la habitación. Ten presente que, si la habitación es muy larga, necesitarás un humidificador con un caudal bastante amplio.

Confort sin ruido

Luego se toma en cuenta el nivel de sonido. En estos aparatos el sonido se mide en decibelios; y a menores decibelios más cómodos serán su uso y su presencia en una habitación.

Autonomía

Ahora se presta atención a la autonomía, la cual estará asociada al tamaño del depósito de agua. Mientras más grande sea el depósito de agua mucha más autonomía tendrá tu humidificador, porque básicamente no tienes que estar rellenando el depósito con tanta frecuencia.

Manual o automático

Finalmente, debes revisar la forma como funciona el aparato. Con esto nos referimos a si se trata de un artefacto que trabaja de manera manual o si es automático.

Los usuarios por lo general buscan un modelo que les proporcione un nivel de humedad óptimo, que pueda contar con un diseño bastante estético y que además sea inteligente. Bajo estos parámetros puedes elegir entre un modelo ultrasónico y uno UV. Este último es el más caro, pero ciertamente el vapor de agua que arroja al ambiente es mucho más saludable.

Si ninguno de estos dos se ajusta a tus bolsillos, siempre podrás elegir el más común que es el humidificador de vapor en frío, o un vaporizador que emite vapor caliente si deseas integrar aceites esenciales en él. Solo recuerda que este último solo podrás tenerlo en casa mientras no haya pequeños allí.

Esperamos que este contenido haya resuelto tus dudas acerca del humidificador qué es y cuáles son sus usos. Ahora, también podrás distinguir entre el humidificador y otros aparatos como los difusores de aroma y los vaporizadores.

Nos encantaría que dejes un comentario. Síguenos en Twitter y Facebook

Fuentes

Bebés y más, “¿Vaporizador o humidificador?.

Mano Mano, “Cómo elegir un humidificador”.

Etsaroma, “¿Qué diferencia hay entre un Humidificador y un Difusor?”.

0 0 Votos
Calificación del artículo
Suscribir
Notificar de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios