El nivel de humedad en casa puede influir directamente en la calidad del sueño. La mayoría de las personas tienen un cuarto de baño dentro del dormitorio que eleva mucho los niveles de humedad y sin darnos cuenta afecta nuestros sueños. Por eso, cada vez más personas usan deshumidificadores para dormir. Sin embargo, muchas veces pasa todo lo contrario, y es que la humedad relativa baja tanto que el ambiente seco genera ronquidos, tos y muchos problemas de sueño. Entonces ¿cuál es la humedad ideal para dormir?

Ya sea porque esté muy baja o alta, la humedad afecta que podamos conciliar y mantener el sueño. Sin darte cuenta, puede que la mala calidad de tu sueño esté directamente relacionada con los niveles de humedad.

Humedad ideal para dormir

Humedad ideal para dormir mejor

La humedad del ambiente se determina a través de la humedad relativa, que es la relación entre el vapor de agua y la cantidad de vapor en el aire que existe a una determinada temperatura.

Hecha esta salvedad, según la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos, la humedad ideal en casa nunca debe caer por debajo del 30 % y no debe superar el 60 %. Sin embargo, numerosas investigaciones de los institutos de sueño señalan que la humedad relativa ideal para dormir debe ubicarse en un rango óptimo de entre el 40 % y el 60 %.

Así que tanto para dormir como para la vida diaria, los expertos coinciden en que el 60 % es el umbral máximo de la humedad interior.

Para dormir mejor, una buena dieta, un estado psicológico y físico óptimo, son esenciales. Pero tal parece que la humedad en el aire controlada también es una forma sostenible de dormir mejor.

¿Cómo puedes saber si tienes la humedad ambiente ideal? Hay varios aparatos que miden la humedad relativa del hogar. El más especializado es un humidistato, que se conecta al sistema de ventilación (HVAC por sus siglas en inglés) del hogar y te muestra el porcentaje de humedad.

Pantalla digital incluso se integran con App
Higrómetros digitales

Pero también puedes adquirir un higrómetro para poder medir y controlar el nivel de humedad en tu hogar. Se tienen modelos analógicos y digitales, incluso equipos que se pueden conectar a tu red Wifi con una App que puedes descargar en tu celular.

Pros y Contras de dormir con humedad en la habitación

Compatibles con Alexa y Google Home
No incluyen control remoto
Humidificadores Inteligentes Wifi

Humedad por encima del 60%

Cuando la humedad está por encima del 60 % promueve la formación de bacterias, moho y ácaros de polvo. En consecuencia, cuando duermes con mucha humedad en la habitación el cuerpo se deshidrata y amaneces con resaca y malestar general continuamente.

Asimismo, el vapor de agua excesivo en el ambiente te hace sentir muy incómodo bajo las mantas, y una vez que las retiras, este mismo vapor de agua te enfría el cuerpo rápidamente.

La alta humedad también puede aumentar la cantidad de moco en la nariz y la garganta, causando secreción, estornudos y congestión nasal.

Y finalmente, para las personas que sufren de algún tipo de dermatitis, los cambios de temperatura y la humedad son fatales. En condiciones de humedad es más común que aparezca el sudor y con él la picazón y la irritación de la piel con dermatitis. Todo esto afecta desfavorablemente el sueño.

La solución es usar un deshumidificador que proporcione un ambiente más seco y confortable.

Humedad por debajo del 40%

Desde la primera etapa del sueño, hacemos muchos movimientos oculares. Cuando la humedad en casa en está demasiado baja, los ojos, la nariz, la garganta y la piel se secan. Por tanto, los ojos y la nariz se irritan dificultando los movimientos oculares y las respiraciones profundas característicos del sueño.

También aparecen molestas toses secas que no dejan conciliar el sueño y es más difícil sentir una temperatura confortable para dormir.

En ambientes muy secos, se recomienda el uso de humidificadores para conciliar el sueño. Algunos vienen con difusores de aromas para proporcionar mayor confort.

Con la humedad ideal para dormir de 40% a 60%

Con niveles de humedad óptimos:

  • Puedes alcanzar y sostener el sueño REM.
  • La piel se siente más cómoda al contacto con las mantas.
  • Los ojos no se irritan y puedes hacer los movimientos oculares característicos del sueño.
  • Puedes respirar profundamente sin congestiones, toses o malestares de garganta.
  • Te mantienes hidratado y por tanto te despiertas con un mejor estado de ánimo.

¿Cómo conseguir la humedad ideal en casa?

El nivel de humedad ideal está muy vinculado con los sistemas de ventilación y por lo tanto con la temperatura. En ese sentido, se recomienda que la temperatura se ubique entre 18°C y 21°C en invierno y entre 23°C y 26°C en verano.

Gracias a un termostato inteligente puedes alcanzar la temperatura óptima que te ayude a conciliar el sueño y combinándolo con un nivel de humedad ideal la solución es óptima.

Si controlas el termostato y los demás sistemas de ventilación, podrás tener una humedad óptima. Y si aún tienes un desequilibrio, puedes acudir a los humidificadores o deshumidificadores como antes hemos recomendado.

Dicho esto, es importante aclarar que, si bien la humedad ideal para dormir debe ubicarse entre el 40 % y el 60 %, esto es para espacios como el dormitorio, la sala de estar y las escaleras. En los cuartos de baño y la cocina, la historia cambia un poco. La humedad ideal en estos últimos espacios es del 50 % al 60 %.

Nos encantaría que dejes un comentario. Síguenos en Twitter y Facebook

Fuentes

WellCare, “Ideal room humidity and best temperatures for sleeping”.

Sleep Fundation, “Humidity and Sleep”.

0 0 Votos
Calificación del artículo
Suscribir
Notificar de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios